Aprendizaje asíncrono frente a aprendizaje síncrono

David
2023-11-30 11:01:00 • Archivado en: Consejos de Elearning

Con los albores de la digitalización, los métodos de impartir educación también han cambiado por completo. Atrás quedaron los días en que alumnos y profesores necesitaban sentarse cara a cara en las aulas para interactuar. La iniciativa de las aulas virtuales marca un cambio pionero en la percepción de la educación y ha convertido el aprendizaje en un asunto global.

Aunque el aprendizaje tradicional nunca podrá sustituirse, el e-learning es sin duda una iniciativa que marca un hito en el ámbito académico. La educación en línea puede agruparse en dos categorías: Aprendizaje sincrónico y aprendizaje asincrónico.

Entonces,qué es el aprendizaje en línea asíncrono y el aprendizaje síncrono? El aprendizaje sincrónico implica la participación de varias personas al mismo tiempo, con interacción en tiempo real en un aula o en plataformas en línea, como una llamada de zoom o una conferencia web. El aprendizaje asíncrono, por otra parte, implica un aprendizaje en el que no participan todos a la vez, y no hay interacción en tiempo real entre las personas.

Los recursos y el material de estudio se comparten a través de medios en línea, como conferencias grabadas, correos electrónicos, etc., y no hay limitaciones de lugar ni de tiempo para los estudiantes ni para los profesores. Bueno, aquí está en profundidad sincrónico e-learning vs asincrónico e-learning comparación:

Aprendizaje asíncrono

El aprendizaje asíncrono tiene sus raíces en la educación por correspondencia, que ponía la educación al alcance de estudiantes que vivían en lugares distantes. Correspondence learning made use of letters, but when schools and colleges invested in technology in the early ’80s, distance learning took the online route.

Ventajas del aprendizaje asíncrono

1. Libertad y flexibilidad

El aspecto más atractivo del aprendizaje asíncrono es la flexibilidad que ofrece tanto a los estudiantes como a los profesores. Un ordenador y una conexión a Internet es todo lo que se necesita para acceder al material de estudio desde cualquier lugar del mundo. No hay restricciones de tiempo ni de lugar, y los estudiantes pueden programar sus estudios según su comodidad.

Esto amplía el alcance de la educación incluso a quienes tienen trabajos a tiempo completo o son demasiado mayores para asistir a una escuela o universidad. Esto también controla el estrés, ya que uno puede estudiar según le convenga y no hay presión por rendir a un ritmo predefinido.

2. Los estudiantes deciden el ritmo de aprendizaje

Este tipo de aprendizaje es autodidacta, ya que los alumnos aprenden a la velocidad a la que se sienten cómodos. Los alumnos tienen tiempo de sobra para repasar los apuntes y estudiar a fondo, a diferencia de las aulas tradicionales, donde se espera que la respuesta sea instantánea.

Esto aumenta la eficacia del aprendizaje y también protege la autoestima de los alumnos que no pueden seguir el ritmo de otros estudiantes en una clase. De este modo, los estudiantes pueden controlar su experiencia de aprendizaje, y los profesores se ahorran la carga y la presión a las que se ven sometidos en las clases presenciales.

3. Cómodo y seguro

Hoy en día, la ansiedad social es un problema muy común entre los jóvenes y la mayoría de los estudiantes no prefieren las interacciones cara a cara, aunque sea en línea. El aprendizaje asíncrono es especialmente adecuado para las personas que prefieren una interacción selectiva. El alumno tiene su propio espacio cómodo para estudiar y, como resultado, se eliminan tantos obstáculos sociales que inhiben el aprendizaje.

Esto pone a todos los alumnos en igualdad de condiciones, ya que los que son socialmente aptos suelen tener mejores resultados que los callados, lo que provoca una baja autoestima en los alumnos introvertidos. Aquí, sin embargo, la atención se centra únicamente en el rendimiento académico y en la eficacia con la que se puede procesar la información.

4. Disponibilidad de la información

El material compartido en el aprendizaje asíncrono está siempre disponible para su reutilización, y los alumnos pueden buscar cualquier información, en cualquier momento y desde cualquier lugar. Su alcance también es mayor que el de otras modalidades, ya que una vez grabada la conferencia, ya sea en audio o en vídeo, puede enviarse a cualquier parte del mundo, incluso a lugares donde no haya internet.

Los DVD, los televisores y todos los demás dispositivos electrónicos que pueden almacenar información sin conexión pueden utilizarse para el aprendizaje asíncrono. Estudiantes que viven en los lugares más remotos del mundo pueden acceder a los apuntes, vídeos o audios de los profesores y obtener un título.

5. Aprendizaje masivo

El aprendizaje asíncrono llega a un enorme grupo de alumnos, que van desde diferentes grupos de edad a distintos géneros, etnias y entornos socioeconómicos. Así, la enseñanza y el aprendizaje pueden llevarse a cabo a gran escala, sin grandes inversiones, ya que no es necesario que los instructores vigilen constantemente a sus alumnos.

Este modo de educación ha hecho posible el aprendizaje masivo con facilidad y comodidad. La estructuración de estos cursos también es comparativamente más fácil y lleva mucho menos tiempo que los tradicionales.

Inconvenientes del aprendizaje asíncrono

1. Aislamiento

Mientras que algunos prefieren la ausencia de interacción, para otros puede ser motivo de preocupación. Esta falta de una característica más humana puede hacer que los estudiantes se sientan aislados y también limitar el alcance del crecimiento que se deriva de la interacción, la retroalimentación y los debates en tiempo real. Estos cursos son más adecuados para las personas que sólo desean obtener un diploma o título sin muchas complicaciones por falta de tiempo u otras limitaciones.

Para quienes desean sacar el máximo partido de su experiencia de aprendizaje, el aprendizaje asíncrono no es la opción adecuada. El aprendizaje por observación y otras formas de formación social necesarias para el desarrollo general quedan completamente excluidos.

2. Desinterés y dilación

Este tipo de aprendizaje puede provocar desmotivación en alumnos que funcionan mejor en grupo o con otras personas. Además, este tipo de aprendizaje es el más propenso a la procrastinación y a otros comportamientos negligentes. Además, a veces los alumnos ni siquiera terminan el curso a tiempo.

En la interacción en tiempo real, tanto profesores como alumnos se controlan mutuamente. En general, enriquecen la experiencia de aprendizaje mediante la colaboración. Aunque es rápido y cómodo, puede llevar al aburrimiento. También puede dar lugar a intentos superficiales tanto por parte de los instructores como de los alumnos.

3. Requiere capacidad de gestión del tiempo

El aprendizaje asíncrono puede parecer fácil, pero la mayoría de los estudiantes pierden el interés a mitad de camino y no terminan el curso a tiempo. No es fácil mantener la pasión por el aprendizaje a distancia, sobre todo sin una interacción directa con los instructores y los compañeros de estudios. Sólo aquellos estudiantes que sepan gestionar bien el tiempo, se concentren, se comprometan y tengan un objetivo claro a la vista podrán sacar el máximo partido del curso.

Aprendizaje sincrónico

En un entorno presencial, una conferencia, y en la plataforma en línea, los seminarios web, las llamadas con zoom y las videoconferencias son ejemplos de aprendizaje síncrono.

Ventajas del aprendizaje sincrónico

1. Interacción en tiempo real

Ya sea en un aula real o en una virtual, nunca se pueden descartar los beneficios de la interacción cara a cara. Los debates pueden ser atractivos e informativos para toda la clase, incluso para aquellos a los que no les gusta participar. Al escuchar distintos puntos de vista, los alumnos pueden aclarar mejor sus propias percepciones.

La ampliación más importante del uso educativo de la tecnología es la aparición de aulas globales. Trasciende la distancia y ha puesto la educación de calidad al alcance incluso de estudiantes que viven en zonas remotas. Además, la presencia en tiempo real, aunque sea en línea, conduce a una mayor sensibilización e implicación.

2. Asequibilidad

Esta modalidad de enseñanza es la más asequible de todas porque no es necesario que el instructor esté presente en persona en todo momento. Los profesores y los alumnos pueden vivir la experiencia de una clase real sin estar presentes unos junto a otros. Esto ahorra mucho dinero a los estudiantes y les permite matricularse en varios cursos a la mitad del precio en el campus.

El aprendizaje sincrónico virtual garantiza que se mantengan todos los aspectos del aprendizaje tradicional, como la retroalimentación instantánea y los debates en grupo, al tiempo que se ahorra el dinero gastado en desplazamientos y en vivir fuera de casa.

3. Aprendizaje dinámico

La interacción en tiempo real es una experiencia dinámica tanto para los profesores como para los alumnos. La actividad constante garantiza el desarrollo de nuevas competencias y la mejora de las existentes. Así, la actividad garantiza el progreso y aprovecha al máximo la experiencia de aprendizaje. Los alumnos se sienten incluidos y aprenden habilidades de colaboración incluso sin tener que estar presentes en un mismo lugar.

Las aulas virtuales proporcionan el mismo entorno competitivo que anima a los estudiantes a rendir más. El uso de la tecnología también fomenta el conocimiento y la comprensión científicos, que serán de gran utilidad en futuras empresas.

4. Profundidad de la instrucción

La comunicación entre estudiantes e instructores es frecuente, lo que garantiza el progreso y la realización puntual de los trabajos asignados. Las discusiones periódicas no sólo ayudan a los estudiantes a identificar las diversas interpretaciones de un tema, sino que también ayudan a conocer la credibilidad del instructor.

A su vez, el instructor también puede saber qué alumnos están rindiendo bien y quiénes necesitan orientación o ayuda adicional. Así se mantiene el equilibrio en el proceso de aprendizaje y se garantiza que ningún alumno se quede atrás. Además, los estudiantes pueden hacer preguntas y aclarar dudas con frecuencia cuando los instructores están disponibles.

5. Mejora de los resultados

La mejor manera de conocer el éxito de una clase es a través de los resultados que se obtienen al final. El aprendizaje sincrónico, ya sea a través de modalidades tradicionales o en línea, ha demostrado ofrecer resultados excepcionales. Esto se debe al esfuerzo conjunto de alumnos e instructores. Ob plataformas virtuales, los instructores deducen el rendimiento de cada alumno a través de los datos de que disponen, como la asistencia, la participación en debates, etc.

Además, el instructor comprueba la frecuencia con la que un alumno formula preguntas. Todo ello ayuda al instructor a formular un plan personalizado, teniendo en cuenta las necesidades individuales. De este modo se salvaguarda el nivel de la educación y también se garantiza que aumente la tasa de éxito de los estudiantes.

Desventajas del aprendizaje sincrónico

1. Calendario rígido

El aprendizaje sincrónico puede ser posible desde casa, pero no proporciona la libertad de tiempo. El horario de las clases, los debates y las reuniones es estricto. Además, los que tienen trabajo pueden enfrentarse a ciertos retos a la hora de gestionar el tiempo. Si la flexibilidad es un requisito importante, este aprendizaje no es el ideal. Es para quienes trabajan a tiempo completo y por turnos.

Como los alumnos de las clases en línea proceden a veces de distintos países, las zonas horarias también variarán. Esto puede causar dificultades a algunos, ya que una clase que tiene lugar a las 4 de la tarde para un estudiante puede ser a las 5 de la mañana para otro.

2. Cuestiones técnicas

Una conexión a Internet que funcione es de vital importancia tanto para los estudiantes como para los profesores. Incluso un solo error técnico puede provocar un inconveniente temporal o un percance grave. Dado que las tareas deben presentarse en línea, hay que respetar los plazos o se pueden deducir las notas estrictamente. A veces, las personas con trabajo tienen que viajar de un sitio a otro, y dependen de las baterías de sus dispositivos electrónicos. Además, a veces hay una red defectuosa e internet lenta y los estudiantes pueden perderse información importante. En el peor de los casos, esto puede ocurrir durante un examen.

3. Controlado por el instructor

Uno de los principales inconvenientes del aprendizaje síncrono es que el ritmo de aprendizaje lo determina el profesor. Se espera que todos los alumnos aprendan y rindan a la misma velocidad, y esto puede ser injusto para algunos. Se trata de aquellos estudiantes que no disponen de mucho tiempo para invertir en sus estudios.

Ahora bien, esto puede deberse a los puestos de trabajo, o múltiples cursos pueden encontrar esto muy difícil. Some students prefer self-regulated courses and excel better in more relaxed environments than the one synchronous learning provides.

Conclusión

Así pues, las ventajas y desventajas del aprendizaje síncrono y asíncrono son las mencionadas anteriormente. Normalmente, se prefiere una combinación de ambos, en la que se emplean los puntos positivos de ambos modos y se contrarrestan los negativos. Pero, aun así, ambas modalidades son bastante diferentes entre sí en cuanto a la entrega y la conducta.

Cuando se trata de aprendizaje sincrónico en línea, se crea un entorno cara a cara para una mejor sesión interactiva. Sin embargo, el aprendizaje asíncrono da mucho tiempo para la reflexión y el estudio autoguiado. Además, puede moldearse según la conveniencia y los requisitos del estudiante.

David

David

chief Editor